Retorno a Pagina Principal

 

Capitulo II.

 

CAPITULO I

EL ENCUENTRO

Aquella noche Marta y su marido venían por la carretera, de vuelta a Barcelona, habían pasado sus vacaciones de semana santa, volviendo el lunes por la noche a una hora muy poco acostumbrada, que tenia la ventaja de que las aglomeraciones ya habían pasado. Ambos habían solicitado un día mas, cogiéndolo de sus respectivas vacaciones, de modo que no tendrían que incorporarse al trabajo el martes, sino no que lo harían el próximo miercoles, de forma que la hora de llegada no era ningún gran problema.


- Son las doce y media Luis. ¿Quieres que te releve?


- Si estoy algo cansado.


Luis detiene el coche junto a la cuneta y Marta aprovecha para cambiar de sitio. Un minuto después esta vuelve a arrancar el automóvil, conduciendo plácidamente durante una media hora, hasta que divisa un gran resplandor que desciende desde el cielo hacia la carretera.


- Debe ser un helicóptero de la policía -comenta Luis-.


- Entonces debe llevar silenciador, pues yo no oigo nada.


- Tienes razón, es muy extraño.



Poco después una luz azulada y rojiza se desplaza delante de ellos, que se quedan sorprendidos. Marta para el automóvil y mira el reloj, al igual que Luis. Ambos comprueban que son la una y tres minutos de la madrugada, pues sus relojes son digitales.


Poco después se encuentran conduciendo su coche y a la entrada de Barcelona. Se sorprenden y al consultar sus relojes ven que son las tres y quince minutos de la madrugada.



- ¿Tu que recuerdas Marta?



- Que había encima nuestra una gran luz, en tanto que poco después se desplazaba delante de nosotros, tras lo cual paramos.


- Es exactamente lo mismo que recuerdo yo.


- Si, es muy extraño, Luis.



- ¿Que crees que nos ha pasado Marta?


- Recuerdas que el hijo de mi hermana compro aquella colección de fascículos sobre el tema OVNI.


- Si lo recuerdo.


- Pues nuestro caso tiene todos los síntomas, de lo que los expertos llaman un fenómeno de abducción.


- ¿Quieres decir que esa gente del OVNI nos ha cogido, nos ha hecho pruebas y finalmente nos ha metido aquí haciéndonos olvidar todo lo que ha pasado?


- Exactamente eso es lo que nos ha ocurrido Luis.


- ¿Que podemos hacer, Marta?


- Pedir ayuda de una forma discreta, pues las secuelas de estas aventuras duran tiempo y son muy difíciles de vencer.


Poco después llegan a su casa. Dado a que están cansados duermen tranquilamente, aquella noche. Al día siguiente Marta llama a un colega suyo, medico psiquiatra que ha atendido a algunos casos de personas víctimas de procesos de abducción OVNI, a quien relata lo que les ha ocurrido.


- Has hecho muy bien en llamarme, pues estos casos son muy curiosos, ya que a menudo la gente no comienza a manifestar síntomas patológicos hasta tiempo después del encuentro. En vuestro caso han pasado dos horas y diez minutos, lo que es una cifra significativa junto con el hecho de que os habéis despertado en el automóvil que tu conducías, de modo que en el momento en que volvíais en vosotros, es como si a una señal convenida os despertarais de un sueño hipnótico.


- ¿Un sueño hipnótico dices, Jordi?


- Si, es un detalle muy interesante que los casos de abducción se parecen a sueños hipnóticos, de los que uno despierta encontrándose en una situación que no sabe bien porque es así. Pienso que es conveniente que os paséis hoy por aquí, pues cuanto antes comencemos, creo que mas difícil es que os deje secuelas la experiencia, ya que yo tengo la teoría que hay como una incubación progresiva, que finalmente llega a causar trastornos por la inseguridad que crea en la persona víctima de la abducción, el haber vivido esa experiencia.


Alrededor de las cinco Marta y Luis se pasan a ver a su amigo, el cual, tras haber corroborado Luis lo que ya ha contado Marta, somete a Marta a una sesión de hipnosis. Jordi tras hipnotizarla le habla: Marta, estas en tu automóvil, que ves.


- Veo una luz que desciende, están delante del automóvil, es una esfera luminosa, de ella parte una especie de camino luminoso, por el que bajan varios seres envueltos en trajes de reflejos plateados, se acercan a nosotros, nos dicen que no temamos. Salimos del automóvil y nos llevan a la nave.


- ¿Que ocurre en la nave?



- Es espaciosa, enorme, allí nos hacen desnudar y examinan nuestros cuerpos, nos preguntan para que sirven nuestros dientes y nuestra boca, se lo explicamos, nos dan unos alimentos y nos hacen comer delante de ellos. Mientras comemos ven todas las funciones y efectos del hecho de alimentarnos a través de sus aparatos.


- ¿Que pasa después?


- Se fijan en nuestros órganos sexuales, nos preguntan para que sirven y nos hacen hacer una demostración, de modo que copulamos diez veces delante de ellos. Tanto yo como Luis tenemos unos orgasmos muy intensos. Ellos nos miran con gran atención y hacen que varios de ellos se desnuden, de forma que Luis copula varias veces con tres mujeres de ellos y yo lo hago con tres de sus hombres. Entonces les pregunto cuantas veces hemos copulado, ellos me responden que tanto Luis como yo hemos copulado diez veces con cada una de las tres personas. Yo me quedo sorprendida y pregunto como es posible. Me explican una complicada teoría que no entiendo, pero que me parece evidente e irrefutable mientras me la cuentan.


- ¿Que ocurrió después?


- Nos mostraron su nave y me comunicaron lo que iba a ocurrir en nuestro mundo y cual seria nuestra vida futura.



- ¿Que os mostraron?


En ese momento las constantes vitales de Marta se aceleran, se produce una situación casi convulsiva, que de seguir pondría en peligro la vida de Marta. Jordi para el proceso. Mientras tanto su ayudante que se ha encargado del marido de Marta, sigue con la exploración, obteniendo aproximadamente las mismas informaciones, pero cuando comienza a llegar a esta zona Jordi le dice: No creo que obtengas ya mucho mas, pues esta zona es la que marca el limite.


- Es cierto pero quizá podamos pasarla.



- ¿No te entiendo Raúl?


- Es muy simple. ­¡Escuchame bien Luis, dime: ¿cual es la máxima autoridad que sobre ti reconoces?!


- Tan solo a Dios.


- Pero si Luis es ateo.


- Conscientemente si, pero subconscientemente no es así, por ello sus creencias conscientes han sucumbido a un mandato metafísico trascendente que solo ha necesitado un ropaje científico para apoderarse de su conciencia. Por otro lado pese a que Marta tiene las mismas ideas, si se lleva también con Luis, es porque probablemente esta sometida al mismo condicionamiento.



- Muy interesante Raúl, ¿pero, a donde vamos a parar?. Estamos en el mismo lugar.


- No Jordi, no estamos en el mismo lugar. Ahora veras. ­¡Escúchame bien Luis, te hablo en el nombre de Dios, que esta por encima de todo y en su nombre te conmino a que nos digas lo que ocurrió después y que no calles nada!


Se oye una voz terrible y gutural, que deja clavado de espanto a Jordi, pero no a Raúl, que estaba preparado para ello.


- ¡No turbéis la paz de los muertos!


- ¡Dime Luis, ¿es ese es el secreto que no podías rebelar?!


- Si, ese es el secreto.


- Supongo que todos los abducidos morís y que vuestro cuerpo es introducido en una realidad virtual de la podéis o no volver, siendo este el secreto que guardáis para vosotros mismos y para los demás.


- Si ese es el secreto.


- ¿Donde esta la morada real de esos OVNIS?


- En la ionosfera.


- Interesante Luis, dime: ¿que es la ionosfera?


- El computadora natural que regula la actividad de la biomasa ajustándola al conjunto de cambios que tienen lugar en la corteza terrestre.


- ¿Cual es la función de ese computador ionosferico?


- Definir el desarrollo evolutivo de la biomasa, determinar las mutaciones de las especies y mantener la corteza terrestre como un sistema termodinámica reversible.


- Para Raúl.


- ¿Por que Jordi?


- Porque no podemos ir demasiado lejos, esta agotado y tampoco nos serviría de mucho si le presionamos en exceso y no confirmamos lo que tenemos, con otros casos semejantes.


- Tienes razón.


Poco después Luis y Marta vuelven en si, siendo Jordi y Raúl quienes hablan con ellos.


- En principio habéis tenido una experiencia semejante a la de los abducidos, pero el hecho de que hayamos comenzado pronto el tratamiento a neutralizado sus efectos.


- Decidme que ocurrió cuando llegasteis al punto critico de la regresión hipnótica.


- Marta te podría engañar diciéndote que no hemos llegado, pues en la mayoría de los casos es muy difícil, ya que hacen falta muchas sesiones para hacerlo, pero en vuestro caso la cosa ha sido distinta.


- Significa eso Jordi ¿que llegasteis al meollo en la primera sesión hipnótica?


- Así es, pero quien llego de verdad fue Raúl, de modo que le cedo a el la palabra.


- Bien puedo deciros que habéis sido abducidos, por creencias que consideráis superadas, pero que siguen gobernando vuestro subconsciente.


- Podrías aclararlo -dice Luis-.


- Es muy sencillo. Yo hace años leí un libro titulado la Conquista del País de Morfeo, tras lo cual leí y estudie otras obras del mismo autor. A partir de entonces comprendí, que los llamados OVNIS no eran otra cosa que una versión laica de las creencias religiosas. De hecho entre sobrenatural y extraterrestre no hay tanta diferencia, pues existe una equivalencia tácita.


- Según lo que me dices, es lo mismo que si hubiéramos sido víctimas de una aparición religiosa.


- Así es, Marta.


- Pero dime, Raúl, ¿como es posible el que haya ocurrido todo esto?


- Es muy simple. Pero es conveniente no olvidar que se trata de lo que yo llamo un fenómeno infoenergetico.


- ¿Que es un fenómeno infoenergetico?


- Eso mismo pregunto yo -dice Luis-.


Se hace un profundo silencio, mientras Raúl se dispone a contestar a la pregunta que se le ha hecho.


- Procurare ser lo mas breve posible, pero es probable que deba ser extenso. Os diré que dentro de los fenómenos infoenergeticos, los hay de baja y de alta energía. Los de baja energía se refieren al intercambio de información entre los cerebros humanos, que forman una red de terminales informáticos naturales, cuyo proceso de intercambio de información transcurre de forma subconsciente la mayor parte del tiempo. Salvo en aquellos casos en que estos procesos son captados por la consciencia de determinadas personas, momento en que se habla de fenómenos parasicológicos y asimilables, en cuyo momento este proceso de intercambio subconsciente de información se hace consciente. Este proceso puede ser que se realice o bien de forma subjetiva o bien de forma objetiva en grabadores de voz o de imágenes. Naturalmente este proceso es siempre manipulado y definido en función de las creencias sociales dominantes, de modo que si consideramos, que las personalidades históricas que han sido forman parte de este proceso de intercambio de información, tenemos que la actividad operativa de quienes definen estos procesos al estar dominadas a nivel subconsciente por las creencias sociales dominantes, determinan que la información que se hace consciente sea la que refuerza dichas creencias sociales dominantes. En tanto que quienes no creen en la existencia de un mundo espiritual, en la medida en que la mayoría siguen dominados subconscientemente por dichas creencias, reaccionan de una forma primaria negando dichos fenómenos, en lugar de dándoles una interpretación científica de carácter materialista, fundamentada sobre el materialismo dialéctico desde el punto de vista físico y del materialismo histórico desde el punto de vista social, que son las dos únicas forma de interpretación científica consecuente de dichos fenómenos, sin caer en incongruencias.


- Bien nos has aclarado un poco las cosas, pero aun no sabemos porque se ha producido esto exactamente -dicen a coro Marta y Luis-.


- Os lo explicare. Estos fenómenos de apariciones, que pueden ser de Dioses, de demonios, de santos, de difuntos o de extraterrestres. Si son fenómenos de baja energía implican simple información que se capta subjetivamente o bien en sistemas grabadores de sonido o imágenes. Pero si son de alta energía determinan la aparición de imágenes objetivas, de desplazamientos de masas o de volúmenes -los interlocutores de Raúl asienten con la cabeza-. Pues al ser de alta energía, implican que se trata de volúmenes modulados de gases ionizados, que son generados en la alta atmósfera, a través de un colectivo de cerebros humanos que consciente o subconscientemente ante una crisis de la sociedad humana, tratan de buscar una salida a la misma dentro del orden establecido, de ahí que modulen en una región de la ionosfera una serie de gases ionizados que configuran una especie de holograma físico tridimensional, que además puede actuar como una cámara transmutadora de materia, constituyendo una realidad física virtual, que se asienta sobre la actividad de un conjunto de cerebros y la abducción intelectual de otros, que son los que sufren la aparición de este fenómeno infoenergetico de alta energía bajo la forma de nave espacial, que se aparece a personas abduccibles intelectualmente, no en función de sus creencias conscientes, si no de sus creencias subconscientes.


- Comprendo Raúl, pero dime, que leyes hacen posible esta aparición desde el punto de vista físico.


- Estos gases pueden en función de la modulación que sufren adquirir una alta energía cinética, que al rebasar la de la luz se proyectan secuencialmente en dos lugares al mismo tiempo, la razón física de ello esta explicada en Cosmología Materialista, por lo que no voy aquí a dar una muy difícil explicación, pero te puedo asegurar que es un proceso científico sin ningún tipo de connotación extraterrestre o espiritual. De hecho las personas abducidas al ser introducidas en una cámara transmutadora de materia, pueden ser destruidas físicamente y después reconstruidas, de cualquiera forma no hay nada sobrenatural o milagroso, tan solo es una tecnología virtual de naturaleza Infoenergetica.


- Primera cuestión, ¿como escapamos a esta abducción?


- Salir de la misma, es muy fácil, basta con que tu marido y tu seáis ateos y materialistas no solo a nivel consciente si no también a nivel subconsciente.


- Por mi parte estoy satisfecho -dice Luis-.


- Por mi parte no, quiero que me expliques que significa eso de que quizá hubiéramos muerto, pues es lo que significa ser desintegrados.


- Es muy simple, la abducción una vez realizada implica que estas bajo el dominio de una realidad física virtual, que puede destruirte físicamente y reducirte a una realidad virtual para siempre, de ahí que al reconstruir los cuerpos de los abducidos, si hubo desintegración, puede haber ajuste al tiempo físico o puede no haberlo, también es posible que la persona sea introducida en la realidad virtual y no sufra ninguna modificación en su existencia, por haber una exacta reconstrucción dentro del ámbito virtual en el que esta metida, de su medio ambiente físico existencial. En este caso su permanencia en el mismo es producto de su abducción intelectual. Si por el contrario la persona es destruida físicamente y luego reconstruida, puede hacerse siguiendo una pauta temporal distinta, de forma que puede reconstruirse su cuerpo haciendo que si han pasado quince minutos, el estado del mismo sea el correspondiente a quince días o quince años. También es posible el fenómeno inverso, puede estar veinte años o cien y su cuerpo al ser reconstruido y devuelto al medio humano puede tener las mismas características que cuando salió del mismo. De cualquier forma el verdadero secreto, no es el de la muerte física, sino el de la muerte intelectual, el de la subordinación de la conciencia humana al particularismo social de la propiedad privada, que implica la abducción intelectual que conllevan las apariciones.


- Significa eso que nosotros hemos quedado atrapados en la personalidad burguesa, en que nuestras creencias y actitudes mentales van a ser progresivamente asesinadas por este proceso de abducción intelectual que se ha apoderado de nosotros bajo la forma de seres extraterrestres, por la acción de un colectivo de cerebros humanos cuyo objetivo es la creación de un movimiento extraterrestre de inspiración místico esotérica, que impongan una contrarrevolución burguesa que impida que la crisis generalizada del orden burgués lleve a una revolución comunista sin deformaciones burguesas.


- Ese es el objetivo estratégico de todas las apariciones extraterrestres, de todos los movimientos espiritualistas, así como de toda esa fiebre de esoterismo. Eso es lo que descubrió el autor de los libros de que te he hablado y que me ha permitido llegar mas lejos que nadie.


- Puedes ayudarnos a escapar de esta trampa mortal para nosotros y para toda la humanidad.


- Puedo porque ese es el objetivo de mi trabajo y de ese hombre, del que os he hablado. Libertar a la humanidad del sistema operativo del particularismo social de la propiedad privada y abrirle el camino hacia la verdadera libertad humana, que se apoya sobre un sistema operativo de la conciencia humana fundamentado sobre el universalismo social de la propiedad colectiva.


hay un momento de vacilación en Luis y Marta, que Raúl despeja.


- Vuestra conciencia descansaba sobre la individualidad moral, que es infrahumana por naturaleza, en tanto que la conciencia humana, tan solo puede descansar sobre la individualidad intelectual, que es la única expresión verdaderamente humana de la conciencia. ¡No os equivoquéis! La individualidad intelectual no es la cultura intelectual, pues la mayoría de los intelectuales carecen de una individualidad intelectual, tan solo tienen una individualidad moral. Quiero solo recordaros que la función de la moral es justificar el orden social y hacerlo aceptable, la función del intelecto es superar el orden social y convertirlo de una realidad infrahumana como lo es, bajo un sistema moral basado en el particularismo social de la propiedad privada, en un sistema intelectual y por tanto humano, que solo puede fundamentarse sobre el universalismo social de la propiedad colectiva. Si os queda alguna duda os diré que la desintegración de la URSS y los fracasos de las acciones socializantes, no fueron a consecuencia del socialismo o del comunismo, sino del proceso de conservación de la organización demográfica burguesa, tanto a nivel social como a nivel político.


Luis y Marta, agotados por tantos avatares perturbadores de su existencia, dan por terminada la sesión, en tanto que quedan con Jordi y Raúl. De forma que dentro de unos días, una vez que recompongan su capacidad de adaptación continuaran con el proceso de descondicionamiento estético-emocional, que los esclaviza a cosas que creían vencidas y superadas.


Marta ha terminado su trabajo, de modo que tras salir de su trabajo, ha llevado el automóvil, a un aparcamiento próximo al domicilio de la pareja. Luis esta bien comunicado, así que va en metro, en tanto que ella utiliza el automóvil. Mientras espera la llegada de Luis se le acerca una mujer de unos treinta años, que se dirige a ella sin vacilar.


- Se quien es usted, me envían los hermanos del cosmos, aquellos con quien se encontró, para decirle que debe dejar de mantener contactos con los ateos, que quieren sabotear la acción redentora del Cristo cósmico. Si no lo hace sufrirá el castigo que merecen los impíos, que siendo tocados de la divina palabra que traen los extraterrestres la rechazan y no cumplen su mandato.



La mujer va a retirarse, pero entonces Marta reacciona como un relámpago, su voz suena decidida e imperiosa, pese a que su tono no es captado por el resto de la gente del establecimiento.


- ¿Quien es usted, como sabe lo que me ocurrió?


- Ellos me lo dijeron. Ayer estaba en Madrid y me comunicaron telepáticamente que me pusiera en contacto con Marta Lluch. Ya que había sido elegida para ser la portavoz del Cristo Cósmico, pero que pretendía traicionarle buscando la alianza de hombres perversos, que habiendo matado el puente que los unía con la divinidad, ahora pretendían que usted y su marido destruyeran también dicho puente, pese a que el mismo Cristo Cósmico los había elegido para hacerlos sus portavoces.


- Pero nosotros no somos creyentes.


- La misericordia del Cristo Cósmico es infinita. Por ello les eligió a ustedes, para que los ateos den testimonio de la existencia de Dios, salvando a todos aquellos que no han roto el puente que les une a la divinidad. Pero para eso debe evitar todo contacto con los hombres malvados, que pretenden destruir la obra del Cristo Cósmico.


- Señora, no se quien es, ni como se ha enterado de ello, lo que si puedo decirle es que no quiero que me moleste mas.


- Acaba usted de acarrear una desgracia sobre uno de sus amigos, aquel a quien involucro y que la puso en contacto con el siniestro Raúl Casas.


Marta se queda sobrecogida de horror al percibir, de un modo físico la presencia de un terrible poder, que no esta dispuesto a tolerar la rebelión de quienes han sido abducidos. En ese momento comprende con una lucidez extrema la verdad de las palabras de Raúl y la siniestra tenebrosidad que se oculta al otro lado del espejo que ellos fueron obligados a atravesar, debido a una debilidad en su personalidad, que los manipuladores del mundo han utilizado como base de una jugada estratégica cuyas dimensiones aterradoras ha vislumbrado, al enfrentarse de un modo decidido a su interlocutora.


Poco después llega Luis, el estado de animo de Marta se trasluce por completo, hasta el punto de que de no producirse la casi inmediata llegada de Luis, el camarero llamado por el encargado que esta en la barra, se hubiera acercado. Pero el estado de asombro y de horror, que se refleja en el rostro de esta es tal, que el encargado le indica que se acerque a pesar de percatarse de que el marido ha llegado, pues conocen a la pareja de vista.


- ¿Le ocurre algo a la señora?


- Ha visto a la mujer con quien he hablado.


- Si, tenia unos treinta años, pensé que era una amiga suya. ¿Le ha hecho algo?


- Me ha dado muy malas noticias, de personas que apreciaba mucho. No la conocía y tenia prisa, ha sido tanta la impresión que me han causado sus noticias, que creía estar soñando, por eso le he preguntado si la había visto, hubiese deseado sufrir una alucinación, antes que saber que es verdad lo que me ha contado. Puede traerme la cuenta. Vámonos a casa de inmediato.


Mientras el camarero va a por la cuenta, Marta se adelanta a cualquier pregunta de Luis.


- No me digas nada, ni aquí, ni en la calle, en casa te contare lo que me ha pasado.


Mientras caminan hacia su domicilio, a Marta el tiempo se le hace eterno, temiendo a cada paso encontrarse con un conocido o un vecino, en tanto Luis que observa con alarma creciente el estado de esta, siente la misma sensación temiendo los encuentros y aun mas las preguntas, pues el estado de animo de su compañera se manifiesta de forma indisimulable en su expresión de animo y casi en su forma de andar. Finalmente tras unos instantes angustiosamente interminables ante la puerta de su piso, temiendo que en cualquier momento aparezca alguien, ya que el estado de animo de ambos es equivalente al de dos ladrones que teman mortalmente verse sorprendidos en su tarea por alguien, logran abrir y entrar en su hogar. Finalmente mientras Luis cierra los cerrojos, ella se deja caer en el sofá sintiéndose envuelta en una sensación de seguridad tan grande, como lo era su angustia y su temor antes de alcanzar el sofá de su cuarto de estar mientras sus oídos escuchaban los protectores y benéficos cerrojos de su casa cerrando el paso a un temor gigantesco pavoroso e indefinido, que experimento al mirar a aquella mujer.


La vuelta de Luis crea un silencio espeso y denso como el que se respira en un lugar donde el tiempo se hubiera detenido y en la ausencia del mismo, este condensara todos los ruidos y todo el frenético ajetreo silencioso de un mundo congelado y muerto, que guardara como ecos inaudibles y al tiempo perceptibles por esa misteriosa imaginación que se nutre de emociones terribles, que a cada paso amenazan con materializarse, sumiendo a la conciencia en una pesadilla hecha realidad.


- Me he encontrado con una mujer, que sabia lo que nos ha ocurrido, presentándose como una enviada del Cristo Cósmico, la cual me ha dicho que el Cristo cósmico había escogido a dos ateos como nosotros para que diéramos testimonio de su poder y misericordia, también me dijo que cortáramos todo contacto con los ateos que quieren desvirtuar el mensaje del Cristo cósmico en clara referencia a Jordi y Raúl.


- Solo seria una loca de las muchas que hay, no debes hacerle ningún caso.


- Luis, he mirado las paginas de Internet, e indagado sobre las noticias de una aparición OVNI, no había ninguna y, lo que es mas importante no se lo hemos contado a nadie, tan solo ellos lo saben. -Marta vacila un instante y vuelve a hablar-.


- Pero esa mujer sabia nuestros nombres. Además cuando le dije que no sabia quien era y que me dejara en paz me dijo: "Acaba usted de acarrear una desgracia sobre uno de sus amigos, aquel a quien involucro y que la puso en contacto con el siniestro Raúl Casas". Llama a Jordi.


- Soy Luis Prieto, quiero hablar con el doctor Vilaseca.


- Un momento, le pongo con su ayudante, el doctor Casas.


- Hola Luis, Jordi ha tenido un accidente.


- ¿Es grave?


Antes de que Raúl conteste, Marta salta del asiento y le arrebata el auricular a Luis, diciendo: ¡Raúl! Soy Marta, ¿que le ha ocurrido a Jordi? Dímelo sin rodeos y sin ocultarme nada.


El tono de Marta es tan imperioso, que no existe ningún reflejo de resistencia por parte de Raúl a su mandato.


- Hace poco un enfermo al que estaba tratando le ataco de forma fulminante, gritando que debía morir por mandato del Cristo cósmico. Le mato en el acto, no pudimos hacer nada la policía esta aquí, ahora están hablando con la enfermera, yo estaba en otro lugar y conozco la muerte por lo que ha dicho la enfermera que estaba con el.


- Fue a las cuatro y media, o sea hace cuarenta y cinco minutos.


- ¿Como lo sabes?


- A esa hora se acerco a mi una mujer, me acuerdo de la hora porque deseaba librarme de ella y mire el reloj para asegurarme que Luis estaba a punto de llegar, pues su presencia me inquietaba. Entonces me dijo que por desoír el mensaje del Cristo cósmico acababa de provocar una desgracia sobre uno de mis amigos al que había involucrado y puesto en contacto contigo. Esa mujer sabia que cuando el doctor Calderón me pregunto si conocía a algún equipo medico psiquiátrico, en donde tu pudieras integrarte, le indique que Jordi buscaba un ayudante. Por cierto sus palabras exactas fueron que yo involucre a un amigo y le puse en contacto con el siniestro Raúl Casas.


- Lo que me dices es muy serio. Es conveniente que nos reunamos cuanto antes, para hablar de todo esto. Es evidente que quieren aterrorizaros para que os sometáis a sus mandatos. Por tanto voy a hacerte una pregunta difícil en estas circunstancias, estas firmemente decidida a luchar y a no capitular ante quienes manejan y utilizan tales fenómenos.


- Si lo estoy, no dejare que esa gente imponga su imperio de superstición, terror e ignorancia.


- Entonces podrás aguantar y superar todas las pruebas a las que te sometan los sicarios del Cristo cósmico.




******************************************************************************************